sábado, 2 de marzo de 2013

Aquel que no se merece que llame "padre"



Siempre he sido una niña corriente. He crecido en una familia un poco desestructurada. Somos tres hermanas de edades bastante diferentes siendo yo la mediana. Mis padres están separados desde que yo era pequeña… no tengo constancia de verles unidos y queriéndose, pero sí tengo recuerdos de cuándo aún estaban juntos pero sin ninguna muestra afectiva entre ellos.

Los recuerdos no son positivos.. yo tenía aproximadamente 4 años… es un poco difícil intentar recordar cosas a una edad tan temprana pero yo sí que los tengo. Siempre he pensado que si esos “recuerdos” o situaciones son negativas, da igual la edad en la que estés… si algo te parece injusto incluso siendo una niña, siempre te quedará grabado… quieras o no.
Y esta entrada va centrada principalmente en el MIEDO… ¿Creéis que hay peor sentimiento que éste? El miedo dependiendo la situación puede sobrellevarse… pero si es una persona de tu propia sangre la que te genera este sentimiento… ¿Cómo puedes afrontarlo, aún siendo una niña?

Tener PÁNICO a tu propio padre es uno de los peores sentimientos que puede haber… Él era totalmente consciente de ese miedo que generaba, sintiéndose orgulloso pensando que miedo era sinónimo a respeto, nada más lejos de la realidad…

Para bien o para mal, yo siempre he sido la hija rebelde, adjetivo que se me achacó aún teniendo 4 o 5 años de edad. Mi hermana mayor era la hija que todo el mundo querría tener, o eso intentaba mi padre que fuera…
Recuerdo uno de los días en los que me había llamado la atención por algo, y tal era su enfado que empezó a pegarme una y otra vez.. yo al ser tan pequeña no dejaba de llorar, alzando la vista mirando a mi madre, aquella que creía que era mi salvadora, viendo que no movía un pie en mi defensa… algo que lleva grabado en mí, toda mi vida.




Gracias a Dios, este ser sin sentimientos nos abandonó cuando tenía 5 años… por lo que los recuerdos de mi infancia con él en ella son mínimos… siempre he dicho que para tener personas de este tipo en tu vida, por mucho que formen parte de tu familia, vale más tenerlos bien lejos…

Ahí empezó mi cambio, o más bien, el cambio de rumbo de mi vida… pero… ¿para bien, o para mal?


4 comentarios:

  1. Duras palabras... Debe ser muy complicado convivir con una persona así, ya sea un día o años... Sí, la vida es muy injusta, pero espero que con el paso del tiempo este tipo de personas tengan su merecido...
    Por mucho que intente ponerme en tu lugar, es imposible, creo que este tipo de cosas son muy personales y si dijese que sé cómo te sientes mentiría, por muy mal que me sintiese al leer estas palabras nunca llegaría a sentir ese dolor que tú sentiste en ese momento :(
    ¡Un beso muy muy muy grande! Cuídate <3

    ResponderEliminar
  2. Aunque sea duro decirlo, tuviste suerte de que se fuera, nada de "a pesar de todo es tu padre", yo pienso que si una persona se porta como un monstruo, es un monstruo y no hay que darle más vueltas, sino huír de él. Tuve esa experiencia en mi familia política y toda la familia se destrozó por no cortar por lo sano cuando debieron.
    Un abrazo, te sigo.

    ResponderEliminar
  3. hola, gracias por pasar por mi blog, que duro lo que cuentas, a veces es mejor que una persona salga d nuestras vidas si nos hace mal, pero para una niña todo se ve tan distinto, todo duele mucho mas...
    siento q hayas pasado por eso
    un beso

    ResponderEliminar
  4. :)
    https://www.youtube.com/watch?v=ZGiU1IGmp4Q

    ResponderEliminar